Como publicitar aquí   │  Noticias & medios   │  Contacto

Mundial 2006 - Noticias - horarios - goles - videos - jugadores - partidos - fechas - estadios - ultimo momento

Argentina sufrió, pero obtuvo un triunfo clave

Ganó 2-1 con tantos de Crespo y Saviola. Drogba descontó para los africanos. En el segundo tiempo, Palacio y Lucho González reemplazaron a los goleadores. Este encuentro abrió el Grupo C de Alemania 2006, en el que también juegan Holanda y Serbia y Montenegro, que se enfrentan mañana.

A cuatro años de la triste y recordada eliminación ante Suecia en el Mundial de Corea-Japón, Argentina iniciaba el camino en Alemania 2006. El objetivo, no había dudas, era torcer aquella nefasta historia y escribir una con sonrisas y festejos. Enfrente, como en Italia 90, un equipo africano: en este caso, Costa de Marfil, debutante absoluto. Las conjeturas tejidas en la previa quedaban en el olvido y, ante una multitud celeste y blanca, la pelota empezaba a rodar en Hamburgo.

Y arrancaron como si se conocieran: sin estudiarse, sin medirse. Sin cautela. El conjunto de Pekerman salió a presionar en el primer minuto e intentó jugar cerca del arquero marfileño. Sin embargo, a base de empuje y actitud, los Elefantes se pararon en campo argentino gracias a la movilidad de Boka y, fundamentalmente, Akalé. El carrilero izquierdo desbordó, envió un centro y Drogba, de cabeza, la tiró por arriba. En la siguiente, Akalé volvió a aparecer con una excelente diagonal hacia el medio y remató con potencia, cerca del ángulo superior derecho de Abbondanzieri.

Así se planteaba el tramo inicial entre Argentina y Costa de Marfil. Los africanos manejaban la pelota y le cerraban los espacios a la Selección, que no tenía profundidad y, mucho menos, claridad en tres cuartos de cancha.

Poco faltaba para cumplir el primer cuarto de hora de juego cuando Argentina dispuso de la primera ocasión de gol. Maxi Rodríguez encaró por derecha y tiró un buen centro que Crespo a punto estuvo de conectar. De esa jugada surgió el tiro de esquina y también la polémica: Ayala metió un frentazo bárbaro tras el envío de Riquelme y el arquero Tizié no pudo retener contra su palo derecho. La pelota cruzó apenas la línea, pero el árbitro belga De Bleeckere no cobró lo que hubiese sido la apertura del marcador.

Tan parejo y equilibrado como abierto, el partido estaba para cualquiera de los dos. Aunque, es cierto, Argentina inclinaba la cancha lentamente contra el arco marfileño. A los veinte, avisó de contraataque: Abbondanzieri sacó rápido, Saviola se la dio a Riquelme y éste habilitó a Crespo. El nueve la tocó al medio pero enseguida llegó el rechazo. Y tres minutos después, el desahogo: Riquelme mandó un buen tiro libre desde la izquierda y, luego de un entrevero entre Heinze y Sorin, Crespo encontró la pelota boyando y la empujó. Argentina gritaba y se aliviaba.

Al contrario de lo que podía suponerse, la ventaja no le hizo bien a la Selección. Porque al margen de un remate cruzado de Saviola desde afuera del área que no ocasionó mayor peligro, Costa de Marfil salió con todo en busca del empate. Kalou lo tuvo primero tras una pared con Keita, pero su disparo se fue cerca. Después fue el turno de Drogba, quien quedó mano a mano con Abbondanzieri: Ayala, de gran nivel, cerró justo y evitó la caída. Y la más clara estuvo en la cabeza Keita, quien quedó solo ante el Pato y no supo definir.

Los africanos jugaban mejor y dominaban ampliamente. Pero tanto fallaron en la puntada final que recibieron un duro golpe antes de que terminara el primer tiempo. A ocho minutos del descanso, Riquelme metió un gran pase en cortada desde la izquierda hacia el medio y por atrás de todos apareció Saviola. El Conejito ganó en velocidad y, ya adentro del área, punteó con derecha ante la salida de Tizié para provocar el delirio argentino por segunda vez. De cara al entretiempo, Argentina era todo festejo y Costa de Marfil, desazón.

La diferencia había le había dado tranquilidad a la Selección y quedó claro en el arranque de la segunda etapa. Con el toque y la movilidad como bandera, el equipo de Pekerman tomó de arrebato las riendas del partido y bloqueó la salida un conjunto de Costa de Marfil que ya no tenía la claridad del primer tiempo. A los dos minutos, Saviola demostró que estaba en su día, hilvanó una gran jugada y habilitó aún mejor a Maxi Rodríguez. El volante se demoró y la tiró por arriba.

El juego estaba planteado en el medio, donde Argentina manejaba los hilos y soportaba sin sobresaltos la presión que proponían los africanos. En una chance aislada, Riquelme estuvo muy cerca de aumentar, de tiro libre. Y llegando al promedio de la parte final, Pekerman decidió hacer el primer cambio. Rodrigo Palacio ingresó en lugar de Crespo para darle más vértigo al ataque y, claro está, con la intención de liquidar definitivamente la historia.

El trámite atravesaba un bache importante. Por un lado, Argentina controlaba las instancias sin apuro y le daba forma a una victoria más que importante, forjada más que nada a raíz del gran poder de contundencia. Mientras tanto, los marfileños buscaban la forma de acercarse a Abbondanzieri. Con poco éxito a excepción de algunas apariciones en cuentagotas. Drogba tuvo en sus pies dos oportunidades interesantes, pero le falló la puntería, al igual que a Kone. Como podían, los Elefantes iban por un milagro que cada vez veían más lejano.

A quince minutos del final, Pekerman hizo la segunda modificación. Lucho González reemplazó a Saviola, de gran labor pese a que la opinión popular pedía tanto a Messi como a Tevez para acompañar a Crespo en la delantera. Y cuando todo parecía calmo y liquidado para Argentina, Costa de Marfil descontó. Tras un centro desde la derecha y otro de la izquierda, Drogba anticipó a Ayala y, parado prácticamente en el punto penal, tocó de zurda a la red. Nada pudo hacer Abbondanzieri para evitar un desenlace dramático, a puro nervio.

Y así fue, nomás. Los marfileños lo vieron posible e intentaron la hazaña. Desbordes, remates de media distancia y centros fueron las variantes utilizadas por un conjunto africano que demostró un muy buen nivel de juego a lo largo de gran parte del partido. El esfuerzo no le alcanzó. El tiempo se esfumó y decretó el triunfo argentino, tan ansiado y esperado como festejado. Y aunque sufrió y pasó sustos en más de una ocasión, la Selección se quedó con tres puntos importantísimos en la apertura del Grupo C. Fundamental de cara a lo que viene, el próximo viernes ante Serbia y Montenegro

Compartir este articulo :

 

Todo sobre el Mundial de Fútbol 2006 Alemania

Fuente: http://www.clarin.com

 

 

 

Home   |   Cómo incluir tu Sitio aquí   |   Noticias & Actualidad   |   Publicidad   |   Anuncios gratis Sitios Argentina
Casinos online  -  Bingo online  -  Juegos de casino gratis  -  Loterías Mundiales
 
Accesos directos: Sitios Argentina Feed    Sitios Argentina    Diarios de Argentina   Sitios Argentina en Twitter     Sitios Argentina en Facebook     Sitios Argentina en Google+   ANUNCIOS CLASIFICADOS GRATIS EN ARGENTINA
© Copyright 2001 - 2017 SitiosArgentina.com.ar | Permitido el uso del contenido citando la fuente.
Sitios Argentina