Como publicitar aquí   │  Noticias & medios   │  Contacto

Mundial 2006 - Noticias - horarios - goles - videos - jugadores - partidos - fechas - estadios - ultimo momento

ARGENTINA GANO Y VA POR ALEMANIA

La Selección le ganó a México 2-1 en el alargue y avanzó a los cuartos de final de la Copa del Mundo. Borgetti -en contra- y Maxi Rodríguez anotaron para el equipo de Pekerman. Los aztecas se habían puesto en ventaja a través de Márquez. La próxima cita será el viernes a las 12 ante el local, en Berlín.

Argentina llegó al partido frente a México por los octavos de final, animado por el primer puesto conseguido en el Grupo C, pero sabiendo que sólo le servía el triunfo y que poco importaba lo hecho hasta el momento. Con la necesidad de una victoria, la Selección salió a presionar bien arriba desde el primer minuto. Y pese a que Pekerman sorprendió con el ingreso de Lionel Scaloni en lugar del lesionado Nicolás Burdisso, el mensaje era claro: aportar más lucha en el mediocampo, aprovechando el ida y vuelta del lateral-volante.

En tanto, México, que recibió muchas críticas luego de la derrota ante Portugal, accedió al encuentro de esta tarde con el objetivo de un triunfo para cambiar la pálida imagen dejada en la fase inicial. Su técnico, el argentino Ricardo Lavolpe fue el foco de todas los reproches, sin embargo no se achicó y aseguró que su equipo podía vencer al seleccionado argentino, pero que para eso primero debía quitarle la pelota.

De entrada nomás, el conjunto de Ricardo Lavolpe se plantó bien arriba. Con Ramón Morales abierto por la izquierda y Pavel Pardo escalando por la derecha, el Tri asfixió a Argentina, que no lograba hacer pie. Y en la primera que tuvo a su favor, cuando recién habían pasado 5 minutos, el conjunto azteca consiguió la apertura del marcador. Morales peinó un centro perfecto de Pardo y Rafa Márquez apareció solito por atrás y de cachetada puso el 1-0. Un verdadero baldazo de agua fría para la ilusión de Argentina.

Pero la respuesta de Argentina no tardó en llegar. Riquelme le imprimió mucha rosca a un corner desde la derecha y cuando Crespo se aprestaba para festejar, fue anticipado por Jared Borgetti, quien en su intención por despejar de cabeza, le dio el empate al equipo de Pekerman. Respiro y tranquilidad para nuestra Selección.

Y si se pensaba que México iba a sentir el golpe, sucedió todo lo contrario. Pardo le seguía ganando las espaldas a Sorin y Morales era una preocupación constante para Scaloni. Es que el volante de las Chivas se juntaba con el juvenil Guardado y le hacían el dos-uno a Lio. Cambiasso, al igual que frente a Costa de Marfil, aparecía perdido en la función de doble cinco. Todo era del conjunto azteca, que aprovechaba mejor las falencias del rival.

De a poco, la Selección fue ganando terreno. Riquelme empezó a adueñarse de la pelota y Maxi Rodríguez a imponer su velocidad y a complicar a Castro. A los 22 lo tuvo Crespo, pero el remate delantero del Chelsea, pasó muy cerca del palo derecho del arco defendido por Oswaldo Sánchez. Argentina tenía la iniciativa pero hacía todo muy lento. México, en cambio, salía rápido de contra tratando de explotar la velocidad de Pardo y, en especial, los desajustes entre Mascherano y Cambiasso.

El plan táctico pensado por Lavolpe se estaba cumpliendo a la perfección. Es que su equipo tenía el control emocional del partido y no pasaba sobresaltos en defensa. Además, Fonseca y Borgetti se asociaban para complicar a Ayala y Heinze. Y para colmo, como Saviola y Crespo no lograban encontrarse, todo se limitaba a intentos individuales.

A los 37, México sufrió una baja sensible: Pavel Pardo, lesionado, tuvo que ser sustituido por Gerardo Torrado. A esta altura el partido era muy trabado en el medio y todo se volvía muy previsible. Sobre el final, Heinze no pudo controlar un pase del Pato Abbondanzieri y fue anticipado por Fonseca. El defensor del Manchester United no tuvo más remedio que bajarlo y, por ende, se ganó la amarilla. Pekerman miraba atónito y en cada interrupción les pedía a sus jugadores que se ordenaran.

En el arranque del segundo tiempo las cosas no cambiaron demasiado. Argentina seguía sin encontrarle la vuelta a la maraña táctica planteada por México. El equipo de Lavolpe lucía sólido en defensa y se apoyaba en la buena circulación de pelota de sus volantes para jugar lejos del arquero Sánchez. Y como Riquelme debía bajar mucho a buscar la pelota, Saviola y Crespo quedaban muy aislados.

El Conejito se movía por todo el frente de ataque pero no encontraba socios. Hasta que apareció Román, y le puso uno de esos pases milimétricos que lo distinguen, pero el Pibito no lo supo definir ante la desesperada salida de Sánchez. Argentina comenzaba a complicar a México, que ya no preocupaba tanto en ataque y parecía decidido a aferrarse al empate.

Ayala y Heinze se empezaron a afirmar en defensa y tanto Fonseca como Borgetti dejaron de inquietar. Argentina era más y seguía teniendo la pelota, pero no lograba ser punzante. Pekerman tomó nota de esto y mandó a la cancha a Tevez, en lugar de Crespo, para que se asocie con Saviola. Y enseguida nomás, el elegido fue Aimar, en reemplazo de un poco participativo Cambiasso.

Había poco margen y Argentina iba en busca del gol de la victoria. Y por eso, Pekerman quemó todas las naves: a la cancha Messi, en lugar de Saviola, quien cumplió un buen partido. Tevez entró con todo y explotó a fondo las falencias del equipo mexicano. Y en el final el Apache casi tiene su premio, cuando Rafa Márquez falló a un cruce y le dejó el camino libre. Sin embargo, el delantero del Corinthians no se animó a patear de zurda y cuando quiso enganchar hacia el medio, fue bloqueado por la defensa azteca.

Parecía que no había tiempo para nada más, pero no fue así. Luego de una buena triangulación en ataque, Aimar recibió solo dentro del área y vio muy bien a Messi, quien mandaba la pelota al fondo de la red, pero el juez Massimo Busacca cobró una inexistente posición adelantada a instancias del línea Matthias Arnet, quien parecía tener el brazo siempre listo para levantar su banderín, y así se fueron al suplementario.

Argentina era más ambicioso y buscaba por todos lados. México, más que nunca, se refugiaba en su área y apostaba todo a una contra, con la velocidad del brasileño Zinha y la potencia de Fonseca. Pero lo pagó muy caro: Sorin cambió de frente para la llegada de Maxi Rodríguez, quien la bajó muy bien y sacó un zurdazo cruzado que se metió al ángulo izquierdo del arco de Sánchez. GO-LA-ZO del ex Newell's, quien al igual que contra Serbia y Montenegro volvía a erigirse en figura.

Compartir este articulo :

 

Todo sobre el Mundial de Fútbol 2006 Alemania

Fuente: http://www.clarin.com

 

 

 

Home   |   Cómo incluir tu Sitio aquí   |   Noticias & Actualidad   |   Publicidad   |   Anuncios gratis Sitios Argentina
Casinos online  -  Bingo online  -  Juegos de casino gratis  -  Loterías Mundiales
 
Accesos directos: Sitios Argentina Feed    Sitios Argentina    Diarios de Argentina   Sitios Argentina en Twitter     Sitios Argentina en Facebook     Sitios Argentina en Google+   ANUNCIOS CLASIFICADOS GRATIS EN ARGENTINA
© Copyright 2001 - 2017 SitiosArgentina.com.ar | Permitido el uso del contenido citando la fuente.
Sitios Argentina