Como publicitar aquí   │  Noticias & medios   │  Contacto

 

Sitios Argentina - Notas & Noticias Destacadas e interesantes

 

VOLVERA EL DOLAR A 3,20?

Tras la crisis entre el campo y el Gobierno, que afectó durante casi 130 días a distintos sectores de la economía argentina, uno de los temas que más atención acapara entre los analistas, empresarios y exportadores, es cuál será el valor del dólar durante los próximos meses

Esta incógnita cobra cada vez más fuerza tras el inédito giro de 180 grados dado por el Banco Central (BCRA) en su política cambiaria, iniciada a fines de marzo, que dejó apreciar el peso.

En este contexto, si bien todos los economistas consultados por este medio consideraron que recuperar el dólar desde los $3,05 actuales es una decisión de política de la entidad -una variable "imprevisible"-, coinciden en que dejar la cotización de la divisa en ese piso significaría un cambio de modelo productivo y fiscal.

Sobre este punto, el presidente del BCRA, Martín Redrado, durante el último seminario organizado por infobaeprofesional.com, dio algunas pistas que no pasaron desapercibidas: explicó que para reestablecer el escenario "base" monetario y financiero de marzo, que se vio distorsionado por la fuerte demanda de dólares y el consiguiente desajuste en la demanda de moneda doméstica, el banco apreció el peso para brindar previsibilidad "hacia delante" y desarticular así cualquier especulación del mercado sobre una posible devaluación del peso.

Por último, Redrado se encargó de aclarar que "nuestro accionar, en este sentido, finalizará cuando se restablezca el adecuado balance en el mercado de moneda doméstica".

Todo indicaría que este escenario estaría cerca: en base a datos preliminares, los depósitos en julio volvieron a crecer, según el propio Redrado. A esto se suma el aluvión de u$s200 millones por día que se esperan por liquidaciones de los exportadores.

El regreso hacia un nivel "lógico"
En este contexto, para los especialistas el tipo de cambio volverá a los niveles precrisis. Sin embargo, se encargaron de aclarar que esto es algo que recién se dará a fin de año.

Al respecto, Fausto Spotorno, economista de la consultora Orlando Ferreres y Asoc., dijo que "al BCRA le va a llevar un tiempo; no irá en seguida hacia el tipo de cambio alto. Por ahora, recuperará reservas y mantendrá la paridad, mientras observa que el flujo de divisas se mantenga estable. Y así, para fin de año, posiblemente se vea un dólar más alto, de 3,20 pesos."

Por su parte, el analista de la consultora Joaquín Ledesma y Asociados, Gabriel Caamaño Gómez, concidió en que, por ahora, el Central dejará el tipo de cambio estable mientras la economía supere este período de transición. Porque, si bien se derogó la resolución 125, sus considerandos describen que la situación no está definida. A este cóctel, se suma que el Gobierno está por hacer retoques impositivos y cambios de gabinete.

"El Central tiene que garantizar estabilidad en el medio de las definiciones", dijo.

Y agregó: "Habrá que esperar que los productores liquiden los dólares de las exportaciones de granos, que el Central recupere reservas (ya perdió alrededor de u$s3.000 millones), inyecte liquidez y baje la tasas de interés. Recién después de septiembre, el Central tendrá margen para subir la cotización del dólar, para terminar el año a los niveles precrisis, es decir, entre $3,15 y 3,20 pesos".

En lo que respecta a la influencia del sector exportador, Spotorno sostuvo que las cerealeras y aceiteras, si el dólar se mantiene bajo, probablemente esperen para liquidar divisas por sus exportaciones, y ejercerán más presión sobre el Central para subirlo.

El poder del Central
A pesar de todas estas variables, la entidad bancaria tiene mucha autonomía y poder de fuego para determinar el tipo de cambio gracias al nivel de sus reservas.

Al respecto, el economista de la consultora Finsoport Gustavo Perilli explicó que "para estar en una situación de debilidad, el BCRA tendría que perder unos u$s20.000 millones de reservas. Algo que no va a pasar".

Por eso, la tarea pendiente es encaminar el tipo de cambio a $3,20 y que ese sendero no sea inflacionario, según dijo Perilli.

En la misma línea, el economista de la consultora Econviews, David Mermelstein, dijo que el BCRA tiene margen de maniobra para inyectar pesos en el mercado para comprar divisas, lo que no generaría un incumplimiento de metas, porque la política monetaria no fue "tan expansiva en este último ciclo sino más bien contractiva". La meta monetaria del M2 (el promedio de los medios de pago) se cumplió en el piso, unos $2.200 millones por encima del límite inferior de la banda establecida para el mes.

Inflación
En ese sentido, el Central tendría entonces posibilidades de elevar el tipo de cambio y no acelerar la inflación, uno de los principales temores que afecta a la economía.

Perilli aclaró que el BCRA podría elevar el tipo de cambio sin un salto inflacionario, debido al menor crecimiento económico.

Al respecto, el analista explicó que por el menor ritmo de actividad, la gente empieza a gastar menos, por el miedo ante la fragilidad del empleo y de los últimos 120 días, se queda con los pesos en la mano y no presiona al alza los precios.

Por otra parte, según Spotorno, que el dólar vuelva a niveles $3,20 significará un 5% para arriba, que no es un movimiento tan grande en el nivel de precios. "Sobre una inflación superior al 20%, un 5% sobre los productos importados y exportables, no es un gran impacto", dijo.

Multilateral
En este contexto, otro de los puntos que genera interrogantes entre los especialistas es el tipo de cambio real.

Si se tiene en cuenta los valores oficiales, el dólar bajo también castiga al Índice de Tipo de Cambio Real Multilateral (ITCRM), que disminuyó un 2,3% en junio último respecto del mes anterior. Es decir, el peso se apreció en términos reales con relación a la canasta de monedas de los socios comerciales que componen el índice, según datos del BCRA.

"La disminución del ITCRM en el mes pasado es explicada fundamentalmente por la apreciación real del peso respecto de las monedas de los principales socios comerciales: el euro, el dólar y real, dada la ponderación que los respectivos países tienen en la conformación del índice agregado", explicó el BCRA.

Sin embargo, al tener en cuenta los valores de la inflación que estiman desde el sector privado, esta variable ya está en torno a $1,40-$1,45, según datos de la consultora Econviews. ¿Qué significa esto? Que el tipo de cambio real está cercano a los valores pre-devaluación, y es la razón por la que los industriales ya pusieron el grito en el cielo por la pérdida de competitividad.

Y para fin de año, Raúl Ochoa, miembro del Consejo Académico de la Fundación Standard Bank, calculó que el peso argentino se apreciará a tal punto que quedará en apenas $1,65 respecto de la canasta de monedas.
Al respecto, el economista jefe de la consultora Abeceb.com, Mariano Lamothe, explicó que en términos reales, el peso se aprecia contra el dólar y perdemos competitividad contra Estados Unidos. En tanto, con el euro y el real, si bien perdemos competitividad por el alza de costos porque la inflación local es cuatro veces superior a la de nuestros socios comerciales, evitamos la pérdida de competitividad porque esas monedas se apreciaron frente al dólar y el peso se mantuvo relativamente constante.

Caamaño coincidió en que "el grueso de las exportaciones industriales está concentrado en Brasil, Chile y la Unión Europea, donde no tuvimos apreciación. Por eso el Central se dio el lujo de dejar caer el dólar".

Dólar futuro
A pesar de que los expertos coinciden en que a fin de año, el dólar trepará hasta los $3,20, el mercado de futuros refleja a diciembre de este año un valor de 3,13 pesos.

Según explicó Mermelstein, el valor futuro del dólar se mantiene bajo porque no se han emitido aún señales claras de política económica, en tanto, el BCRA opera a futuro para no generar expectativas de fluctuaciones excesivas. Pero el economista coincide en que el tipo de cambio se acomodará suavemente en valores en torno a 3,20 pesos.

Por otro lado, pensar en un tipo de cambio nominal más bajo implicaría un cambio de modelo, porque el dólar alto:

* en el plano fiscal, favorece las exportaciones y la recaudación por retenciones.
* en el plano productivo, permite a los industriales y agropecuarios no perder competitividad respecto de sus socios comerciales

De este modo, el Central tiene poco margen de movimientos, según explicó Mermelstein:

* Si deja caer el tipo de cambio, la avalancha de divisas por exportaciones caerá y se perderá competitividad para los productores y recaudación por retenciones.
* En tanto, las subas adicionales en el tipo de cambio más allá de los valores anteriores (3,15-3,20) son inflacionarias.

Mismo dilema
La lluvia de divisas que provendrá de las liquidaciones de los exportadores seguramente volverá a presionar a la baja el valor de tipo de cambio.

Así, la política cambiaria volverá a cumplir el mismo circuito anterior a la crisis: el Central comprará dólares para que no se desplome aún más el tipo de cambio, recompondrá reservas, inyectará pesos y esterilizará dicha intervención mediante la emisión de letras y notas.

Caamaño explicó que el BCRA tiene margen para volver a ese juego cambiario, porque durante el conflicto con el campo el Central no renovó los vencimientos y el stock de letras se redujo, aunque deberá convalidar una tasa superior para poder vender sus letras, que el economista estima en seis puntos por arriba a la tasa que pagaba el año pasado, que superaba el 10% a 90 días.

En tanto, Spotorno coincidió que la tasa de interés será más alta por la demanda de pesos adicional de los exportadores que liquiden divisas.

Según explicó Mermelstein, hay una correlación fuerte de las tasas de las Lebacs con las de la economía. Por lo que el economista adivirtió que no se verá una baja muy importante de las tasas de interés, porque con una inflación del 25%, las tasas suben para no volverse negativas. "En el mediano y largo plazo el mercado te impone el equilibrio", concluyó.

De este modo, pasada la tormenta, los especialistas coinciden en que el dólar volverá a los $3,20. Sin embargo, esto se dará siempre y cuando las "variables ocultas" no se muevan en sentido contrario. Esto es, que el contexto "K" sea favorable y que no renazca en el Gobierno -tal como se rumoreó tiempo atrás- la idea de seguir aleccionando con un dólar bajo a los industriales, señalados como jugadores "tibios" ante la mirada oficial en la cruzada contra el campo.

Verónica Dalto
© infobaeprofesional.com

Por qué el dolar baja frente al euro

CONVIENE COMPRAR DOLARES?

Conviene vender dólares y ahorrar en euros?

FINANZAS EN ARGENTINA

Con qué inversión se ganó más dinero en el año

Como ganar un millon de dolares

COMO DETECTAR DOLARES FALSOS

Compartir este articulo :

 

 

 

 

 

Home   |   Cómo incluir tu Sitio aquí   |   Noticias & Actualidad   |   Publicidad   |   Anuncios gratis Sitios Argentina
Casinos online  -  Bingo online  -  Juegos de casino gratis  -  Loterías Mundiales
 
Accesos directos: Sitios Argentina Feed    Sitios Argentina    Diarios de Argentina   Sitios Argentina en Twitter     Sitios Argentina en Facebook     Sitios Argentina en Google+   ANUNCIOS CLASIFICADOS GRATIS EN ARGENTINA
© Copyright 2001 - 2017 SitiosArgentina.com.ar | Permitido el uso del contenido citando la fuente.
Sitios Argentina