Como publicitar aquí   │  Noticias & medios   │  Contacto

 

 

Sitios Argentina - Notas & Noticias Destacadas

 

¿El “control remoto universal” es un fracaso?

El ingeniero Robert Adler, el creador del control remoto, es el involuntario padre de todas las generaciones de televidentes que, desde hace medio siglo -cuando se patentó el invento- viven cambiando de canal sin levantarse del sofá o de la cama. Pero, por más que dio a luz al hoy omnipresente aparatito, Adler, quien es jubilado, está tan desconcertado como cualquiera respecto al futuro de su invento, que se multiplica sin parar sobre mesas ratonas y de luz, en sillones y camas. Es que, prácticamente, cada aparato de audio o video que se vende viene acompañado por su control remoto de rigor. Y aunque hay muchos que se autoproclaman “universales” y enemigos de la proliferación, lo cierto es que manipularlos requiere de ciertos conocimientos, sin reparar en el precio que hay que pagar por ellos.

En su casa de los suburbios de Chicago, Estados Unidos, Adler, de 90 años, tiene tres controles remotos: uno, para su aparato de televisión; otro, para su videograbadora; y un tercero, para su lector de discos compactos. A veces, el veterano ingeniero suele tener problemas para realizar tareas tan simples como ver una película. Sin embargo, a él nunca se le ocurriría condensar su colección de controles en un solo aparato universal: “Me parece escandaloso que las personas que diseñan estos dispositivos no tengan en cuenta a los usuarios, que no son para nada expertos en tecnología'', dice. En la actualidad, los controles remotos tienen no menos de 10 y hasta 50 botones para responder a las crecientes complejidades de la electrónica moderna. La Asociación de Productos Electrónicos para el Consumidor informó que el hogar estadounidense promedio tiene por lo menos cuatro controles remotos.

Zach Scribner, un ingeniero de sonido estadounidense de 25 años que vive en San Francisco, compró hace dos años un control remoto “universal” que le costó 15 dólares. Su intención era poner en orden al caos reinante entre sus aparatos electrónicos, pero, obviamente, no lo logró. El control remoto que eligió podía operar sólo uno de sus dos televisores y, aunque controlaba su videograbadora, su DVD y parte de su equipo de música no hacían caso a sus órdenes. Scribner concluyó: “Me vendieron un control universal, pero, en realidad, es simplemente regional, por llamarlo de alguna manera...” La incapacidad del dispositivo que compró Scribner deriva de que las posibilidades de operación de los controles remotos llamados universales están limitados por el banco de códigos del que disponen sus fabricantes.

Por lo general, los controles remotos universales, que se venden a menos de 50 dólares, pueden hacer funcionar entre cinco y ocho aparatos. Por lo tanto, si los datos de la marca y el modelo de un equipo están fuera del banco de códigos de quien lo fabrica, simplemente no obedecerá a los comandos. “Es por eso que la gente que logra reducir la cantidad de controles, apenas puede bajarla de 6 o 8 a 3 o 4, pero nunca a uno solo”, dice Ramzi Anmari, vicepresidente de la empresa Universal Electronics, una compañía que desarrolla y provee tecnología para controles remotos a varias empresas del sector electrónico. Sin embargo, aún en la compleja maraña que los envuelve, como accesorio, el control remoto es un producto en crecimiento: según la Asociación de Productos Electrónicos para el Consumidor (EPCA) en los EE.UU., el año pasado se gestaron 33,2 millones de órdenes contra 30,7 millones generadas en 2002.

Si bien en los últimos años han surgido controles remotos muy sofisticados que incluyen hasta tecnología inalámbrica que permite enviar señales a través de las paredes o acceso remoto a Internet, los modelos más requeridos siguen siendo los menos avanzados. “Los principales compradores de controles remotos son usuarios que quieren hacer zapping, adelantar el DVD o rebobinar la videocassettera”, dijo Jim Barry, de EPCA. A pesar de los inconvenientes, desde que Adler creó el primer modelo (con cuatro botones, capaz de operar un televisor Zenith lanzado en 1956), la tecnología del control remoto ha recorrido un largo camino. En aquel entonces, sólo podía encender y apagar la TV, cambiar de canal y silenciar el audio. Sin embargo, para Adler, en comparación con los aparatos de la actualidad, aquellos aparatos eran una bendición: “Operar los de hoy en día requiere tener licencia de piloto de combate''

Fuente: CLARIN.COM

Compartir este articulo :

 

Ver historial completo de noticias destacadas.

 

 

 

Home   |   Cómo incluir tu Sitio aquí   |   Noticias & Actualidad   |   Publicidad   |   Anuncios gratis Sitios Argentina
Casinos online  -  Bingo online  -  Juegos de casino gratis  -  Loterías Mundiales
 
Accesos directos: Sitios Argentina Feed    Sitios Argentina    Diarios de Argentina   Sitios Argentina en Twitter     Sitios Argentina en Facebook     Sitios Argentina en Google+   ANUNCIOS CLASIFICADOS GRATIS EN ARGENTINA
© Copyright 2001 - 2017 SitiosArgentina.com.ar | Permitido el uso del contenido citando la fuente.
Sitios Argentina