Como publicitar aquí   │  Noticias & medios   │  Contacto

 

 

Sitios Argentina - Notas & Noticias Destacadas

 

¿Como evitar ser estafado en Internet?

Ya no se trata de ser prevenido a la salida del banco, de cuidarse de que nadie espíe la clave del cajero, o de desarrrollar un tercer ojo para detectar carteristas en el subte. En forma creciente, y al mismo tiempo que aumenta el número de usuarios de la Red, hay una amplia gama de delitos informáticos que se difunden por Internet, al amparo del anonimato y bajo el beneficio de la falta de una ley específica.

El tema no es menor si se tiene en cuenta que, en cuatro años, se quintuplicó el número de usuarios de Internet en el país: ahora son 5.328.000, según la consultora D'Alessio-Irol. Y un millón accede a su cuenta bancaria a través de la Red.

Pornografía infantil, estafas, fraudes, amenazas, "delivery" para la venta de drogas, robo de claves de acceso, piratería de software y daños a sistemas de datos son algunos de los delitos que circulan por la Red.

Una prueba de que estos delitos están cada vez más presentes es la reciente detención de un oficial del Ejército, a raíz de una serie de amenazas vía e-mail recibidas por el diputado kirchnerista Miguel Bonasso. Por el mismo caso había estado detenido unas horas un sobrino de la ex funcionaria María Julia Alsogaray. El hecho sigue siendo investigado.

Pero lo cierto es que, aunque los jueces pongan buena voluntad para "adaptar" las viejas figuras penales, Argentina tiene un atraso de cinco años en su legislación. Hubo un proyecto de ley para delitos informáticos que nunca fue sancionado, y en estos días se conformó un grupo de especialistas, oficiales y privados, para elaborar uno nuevo.

Para el fiscal de la Cámara del Crimen porteña, Ricardo Sáenz, la pornografía infantil, junto a las estafas en transacciones bancarias (ver Doce claves...), son los principales delitos informáticos que se denuncian. "Tratamos de iniciar cada investigación, pero es difícil llegar a juicio. Muchas veces se reciben pedidos de colaboración internacional para detener a quienes producen el material pornográfico con chicos, pero a los jueces se les complica esa colaboración porque el delito no está previsto en nuestras leyes".

El comisario Ricardo Sánchez, jefe de la División Análisis Criminal de la Policía Federal, prefiere hablar de "delitos de alta tecnología" o "cometidos a través de Internet" más que de delitos informáticos, y explica las consecuencias que la falta de leyes tiene sobre su trabajo: "Nosotros sólo podemos intervenir cuando se cometió o se detecta que se va a cometer un delito. Si una acción no está tipificada, aunque sospechemos un posible daño la Policía no puede intervenir. El envío de correo basura es irregular pero no ilegal, por ejemplo".

Las persecuciones del comisario Sánchez y los 70 empleados de su división son largas y sinuosas. "Los sitios desde los cuales se cometen delitos están alojados en paraísos virtuales —Irán, Filipinas o Tailandia son los más usados— donde nadie averigua mucho qué circula por las páginas Web ni investiga posibles delitos. Por eso es vital la colaboración de todos los países y sus policías: Internet —un espacio en el que se trafica de todo, desde drogas y pornografía infantil hasta armas y bombas— acabó con la territorialidad de algunas leyes".

El trabajo de estos policías consiste en "vigilar" la Web en busca de delitos y atender las denuncias que les llegan desde las comisarías o los juzgados, ya que no hay ninguna dependencia específica para estas denuncias.

Cada mes, la división comandada por Sánchez lleva adelante unas 70 investigaciones simultáneas. "Nuestras técnicas son las mismas que las que usan en Estados Unidos o Europa, pero trabajamos con muchísimos menos recursos, humanos y tecnológicos", se lamenta.

¿Cómo "hacer hablar" a una computadora utilizada para cometer delitos? Cuando los caminos usuales empiezan a agotarse, es el momento de convocar a los "peritos forenses informáticos", especialistas en rastrear información en discos rígidos que hayan sido formateados hasta siete veces. En la Federal hay unos diez.

Enviar un virus a través del correo electrónico y provocar, por ejemplo, que se caiga toda una red informática no es delito. Lo estableció en un fallo reciente la Cámara Federal, al sobreseer a un ex creativo de una agencia de publicidad que, enojado por un despido que consideró injusto, hizo colapsar deliberadamente los sistemas de su ex empleador.

En los últimos años, muchos países fueron adecuando su legislación, pero en Argentina —excepto en la protección de datos— sigue sin existir una ley contra delitos informáticos. Esta semana se realizó en el auditorio de Clarín el Primer Seminario Internacional sobre delitos relacionados con la Tecnología 2004, con el auspicio del Ministerio de Justicia, y organizado por la Asociación de Magistrados, el ministerio público fiscal, el Ministerio de Relaciones Exteriores, Ciudad Internet y AOL.

Sus organizadores, junto a la abogada especialista en el tema Rosa Oller López, acordaron trabajar en la elaboración de un proyecto de ley que esté a tono con la legislación mundial.

El anonimato de los materiales que circulan en la Red también contribuyó al incremento de la pornografía infantil. Y como en el país no está legislado este delito cuando se difunde por Internet —aunque ya hay un proyecto de ley—, Argentina se está convirtiendo en uno de los principales proveedores para un mercado en crecimiento, que se alimenta de imágenes de menores abusados o violados sexualmente.

Para la jueza Silvia Ramond es fundamental "adoptar en las leyes medidas que incriminen la producción, distribución, comunicación y posesión de pornografía infantil".

Rodolfo Orjales, el fiscal del Departamento de Justicia de los Estados Unidos que participó del seminario, apuntó a otro aspecto: el perjuicio en materia de inversiones económicas que puede acarrear la falta de legislación. Y aconsejó, en base a la experiencia de su país, que las leyes que se promulguen sean "claras, concretas y amplias". "No limiten las leyes a las computadoras. La tecnología avanza más rápido que los legisladores, y puede aparecer otro elemento tecnológico, y la ley puede quedar vieja", señaló.

La jueza en lo Criminal y especialista en lavado de dinero, Patricia Llerena, tiene datos que confirman que en el campo del delito informático actúan "organizaciones que encaran su actividad delictiva con un perfil de empresa". Consideró que algunas diferencias son: que trabajan en organización celular, en un lugar donde el jefe no está, y a veces entregan a uno de sus miembros a la Justicia para evitar que peligre la organización. "El crimen organizado prescinde de elementos normales en las transacciones", como ser papel moneda o cheques, "actúa sin intermediarios y usa dinero virtual".

Las idas y vueltas en la necesidad de legislar los delitos informáticos fueron resumidas por la embajadora Ileana Di Giovan: "El espíritu de los primeros usuarios de Internet la hicieron nacer refractaria a toda intromisión". Pero el crecimiento de delitos en la Red provocó un vuelco, y "hoy nadie duda sobre la necesidad de regulaciones".

Fuente: clarin.com

Compartir este articulo :

 

Ver historial completo de noticias destacadas.

 

 

 

Home   |   Cómo incluir tu Sitio aquí   |   Noticias & Actualidad   |   Publicidad   |   Anuncios gratis Sitios Argentina
Casinos online  -  Bingo online  -  Juegos de casino gratis  -  Loterías Mundiales
 
Accesos directos: Sitios Argentina Feed    Sitios Argentina    Diarios de Argentina   Sitios Argentina en Twitter     Sitios Argentina en Facebook     Sitios Argentina en Google+   ANUNCIOS CLASIFICADOS GRATIS EN ARGENTINA
© Copyright 2001 - 2017 SitiosArgentina.com.ar | Permitido el uso del contenido citando la fuente.
Sitios Argentina